web analytics

ESTAFAS POR INTERNET

Los medios electrónicos se han impuesto en nuestra vida cotidiana, ya que esta invención reporta amplios beneficios para toda la sociedad. Sin embargo, también es usado por algunas personas, empresas, corporaciones e instituciones con fines contrarios a la honradez. Se trata de las ✅ Estafas por internet ; una acción delictiva que se renueva constantemente y, por lo cual, debemos estar atentos para evitar ser víctimas de las estafas online.

En este artículo, te informaremos sobre los elementos de la estafa, tipos de estafas por internet, qué hacer si sospechas que puedes ser estafado, a qué organismo acudir en caso de estafa y cuáles son las instituciones encargadas de hacerle seguimiento a los casos de estafas por internet.

▷ Estafas por Internet ◁  Delito online a través de correos, publicidad y webs falsas

Comencemos por decirte que, comete una estafa la persona, empresa o institución que, con ánimo de lucrarse, implementa estrategias de engaño efectivas y suficientes para procurar que la potencial víctima cometa un error que lo conduzca a disponer de sus bienes en beneficio del estafador, o si quiere en perjuicio propio y de su patrimonio.

Esto último, es importante puesto que, la norma jurídica protege el bien patrimonial y, hasta tanto éste no se vea lesionado, no se puede considerar que hubo estafa. La norma jurídica también considera que se debe proteger la buena fe y las relaciones de confianza.

Hecho el planteamiento general sobre estafa; se entiende entonces por estafa realizadas por internet, aquellas acciones y estrategias que se implementan para producir engaño en los internautas, de tal forma que cometan un error y dispongan de su patrimonio en perjuicio propio.


Elementos delatores de una estafa

Como la estafa es un procedimiento que amerita pasos, para producir el engaño concurrente y suficiente; hasta lograr el objetivo en contra de la víctima o sujeto pasivo, o su bien patrimonial; veamos cuáles son sus elementos delatores o su modus operandi.

Importa destacar que todos estos elementos se producen o se necesita que ocurran rápido a favor del estafador o sujeto activo. Veamos entonces que,

" El engaño es el elemento clave de la Estafa "

Con el engaño se debe producir en el sujeto pasivo, una idea o maniobra que lo convenza de la veracidad de los hechos o acciones que debe seguir, para disponer de su patrimonio en búsqueda de aumentarlo o mejorarlo.

El sujeto pasivo necesita creer que, lo que está haciendo no tiene nada de malo, está bien, es legal y no acarreará algún problema a ningún actor.

En este primer paso, es casi seguro que la idea de beneficio o compra de algún artículo, pueda estar asociada a la necesidad de la víctima. Porque, generalmente, se manipulan los deseos y necesidades de las personas para engañarlas.

Realizado este paso, y convencida la víctima bajo engaño, se procede a inducirla a cometer un error, equivocación, confiada en la idea, persona, empresa o institución que la emite.

Porque es imperativo que el sujeto pasivo crea en la palabra, propaganda, servicio e inclusive protección del sujeto activo.

Vistas las cosas así, en la acción delictiva de la estafa, es requisito para la norma jurídica que el enriquecimiento que se produce por parte del sujeto activo, sea consciente, premeditado y que haya un nexo causal, de modo que la disposición patrimonial, objeto del delito, sea consecuencia de un engaño suficiente y un error cometido por la víctima.

Todos estos elementos deben ocurrir de forma veloz, más aún si se producen a través de internet, para que la víctima no tenga tiempo de pensar, razonar y cree ciegamente en lo que ven sus ojos a través del computador.


Tipos de estafa por internet

Las estafas por internet llegan al internauta a través de correos electrónicos, publicidad, páginas web falsas y otras maneras de que te explicaremos acá.

Entonces, debes estar atento cuando quieras realizar una compra por internet y te parezca una fabulosa oferta, o por comprar inmediatamente, te ofrezcan más productos, porque estarás frente a una posible estafa.

Con este modus operandi, el sujeto pasivo o internauta es engañado a través de la propaganda y las condiciones de venta y pago.

Acá, se induce al internauta a pagar de forma inmediata, para aprovechar la oferta, generalmente pagan a través de empresas reconocidas y, una vez realizado el pago, el producto nunca llega. Puede ocurrir que recibas otro producto o una imitación del producto solicitado.

Después de esto, tratarás de recuperar tu dinero buscando el anuncio por internet o la página que consultaste y te darás cuenta que desapareció la página y no podrás reclamar nada.

Otros tipos de estafa pueden ser:


1. Falsas ofertas de trabajo

La estafa funciona muy bien cuando estás registrado en portales de empleo; aunque eso no signifique que no te lleguen ofertas de trabajo por medios en internet.

El asunto es que te envían una oferta de trabajo para ser consentida de forma inmediata, puesto que, de lo contrario, se la ofrecerán a otros interesados.

No obstante, te inducen a pagar los supuestos gastos administrativos y de contrato. Todo esto para desesperarte y que pagues la suma de dinero que ellos quieren.

Otra manera de estafarte radica en ofrecerte la oportunidad de participar en un empleo muy lucrativo, siempre y cuando te prepares muy bien, obtengas los instructivos necesarios para ser exitoso, y otra tanda de embustes que solo te llevan a pagar por adelantado el material instructivo, y supuestos cursos de preparación que nunca llegan, pero ya pagaste.

La clave está en que ninguna empresa o institución seria, te pedirá pagos adelantados por ningún motivo. Ten en cuenta esto, por muy necesitado que estés de trabajar.


2. Donaciones o ayudas a organizaciones

El modus operandi de esta estafa es hacerse pasar por una institución sin fines de lucro, que ayuda a muchos necesitados, desamparados, migrantes, desnutridos, enfermos y cualquier excusa, de esas que conmueven a la mayoría de las personas, para solicitarte donaciones o ayudas económicas.

Si no te atrapan con falsedades referidas a las personas en condiciones críticas, puedes hallar las que se dedican a preservar el ambiente, cuidar a los animales, reforestar y otras acciones que son falsas.

Resulta que son un montaje embaucador, pues utilizan logos e imágenes de instituciones reconocidas e incluso nuevas con mucho emprendimiento, pero son inexistentes y te solicitan a través de internet ayuda económica.

Evita dar donaciones de bienes tangibles o intangibles a favor de este tipo de instituciones. Finalmente, si te anima ayudar a los más necesitados o al mundo natural, procura acceder a las páginas oficiales de instituciones reconocidas.


3. Extorsiones amorosas

Cuidado con esta estafa y tu vida privada. Los estafadores utilizan varias estratagemas, entre ellas si accedes a páginas web de citas amorosas, o puedes recibir invitaciones a través de tu correo electrónico.

En el primer caso, si te enganchas amorosamente con alguien a través de páginas de citas, esta persona te enamorará durante un buen tiempo, y querrá verte después. No obstante, vive lejos y necesita trasladarse hasta dónde estés.

Entonces, procede a solicitarte dinero; luego de consumado el delito, desaparecerá sin rastro alguno. La clave de esta estafa está en que te engañan con fotografías, lugares inexistentes, nombres falsos, e inclusive situaciones familiares complicadas que nunca son verdad.

Otro asunto del que debes estar pendiente, es que nunca viven en tu país, sino muy lejos y deben pagar muchos trámites para estar cerca de ti. No confíes en ese tipo de mentiras.


4. Estafas por amenazas

Esta consiste en que te alertan sobre un posible asesinato a tu persona, o algún secuestro para ti o tus familiares.

La persona que cometerá el delito te contactará a través de internet para informarte del asunto, pero te dirá también que puede no hacerlo si tú le das más dinero del que le ofrecieron.

Por su puesto que a cualquiera que le hagan saber esto por internet, entrará en una angustia, producto del engaño efectivo y, posiblemente, accederá a las solicitudes del estafador y sus cómplices.

Otra manera efectiva de estafar por vía de amenazas es revelar tus conversaciones íntimas que puedas dejar colgada en alguna página web dedicadas a estas citas. Acá, se extorsiona a la víctima amenazándola con revelar a sus familiares y amigos estas conversaciones.

Aunque es muy penosa la situación, no olvides nunca que estás en presencia o viviendo la primera etapa o elemento de la estafa, es decir, estás viviendo el engaño concurrente, bastante y suficiente, como para acceder a las pretensiones del estafador.


Estafas por internet – El conocido phishing

Aunque es conocido el phishing, funciona efectivamente a pesar de las alertas dadas en los medios de comunicación, incluyendo internet.

La estafa phishing consiste en suplantar la identidad de alguna institución pública u organismo público o privado, a través de los cuales obtienen tus datos personales y financieros. Lo demás será fácil para los estafadores.

Esto es posible, porque se contactan contigo a través de correo electrónico, notificándote que adeudas algo al fisco nacional, o a una empresa de servicios básicos y debes cancelar cuanto antes so pena de una multa o sanción; luego te informan que debes utilizar un enlace en el cual debes identificarte y ceder tus datos financieros para derogar la deuda.

Es aquí donde está la trampa, porque el enlace que te envían por correo, no te dirige a ninguna página web oficial para cancelar deudas, sino a una página web dedicada a utilizar tu identificación, suplantar tu identidad para cometer el delito y apoderarse de tu patrimonio.


1. Estafa utilizando pharming

Este método da un salto tecnológico en las formas de estafar a los internautas, ya que es capaz de filtrar en las páginas oficiales auténticas, un link por el cual te informan de algún asunto de tu interés y, al cliquear sobre él, te direcciona hacia otras páginas que capturan tus datos personales y financieros.

Con esta estafa, también pueden negociar los datos personales y perfiles de miles de usuarios y venderlos en el mercado negro. Recuerda que pueden hacerlo y, desde esa información personal, bombardearte de anuncios falsos para seguir estafándote.


2. Estafas usando chistes, imágenes y cadenas

Con estos artilugios que parecen inocentes, pueden direccionarte a otras páginas en las que puedes afiliarte para recibir siempre las novedades de chistes, memes, imágenes candentes, cadenas de oración o bendiciones; en fin, una hilera de trampas para acceder a tu patrimonio y datos personales.

Estos chistes, memes, imágenes y cadenas, pueden llegar a través de correos electrónicos, Facebook, WhatsApp y otras redes.

Con respecto a las cadenas de oración o prosperidad, te pedirá que las envíes a 10 amigos o conocidos para que veas lo efectivas que son. A todas estas, se trata de una cadena con la cual capturan más y más personas y sus identidades para ofrecerles compras ficticias, viajes fabulosos que nunca ocurren, pero que en todos los casos pagas.


Tipos de delitos de estafa

La norma jurídica estima 3 tipos de delito de estafas. La primera se tipifica como leve; la segunda, básica y la última agravada.

De la primera, se considera estafa leve, cuando esta no supera los 400 euros. Se impondrá una multa de uno a tres meses. Por otro lado, cuando la sentencia por estafa es firme, se registrarán los involucrados en el Registro Central de Penados, para efectos de antecedentes penales.

Cuando es una estafa básica; abarca una cantidad entre 400 y 50.000 euros. Se condena a los involucrados con prisión de 6 meses a 3 años. Ahora bien, si la pena de cárcel es menor a 2 años y no se cuenta con antecedentes penales, se pagará una multa.

Finalmente, en la estafa agravada, los montos superan los 50.000 euros y están afectadas una considerable cantidad de personas.

La estafa agravada se considera también cuando se afectan las necesidades básicas, la vivienda o bienes públicos. También recae sobre lesiones al patrimonio artístico, cultural, religioso, histórico y científico de una comunidad o nación.

Además, de estas situaciones, cuenta también como estafa agravada, la situación de precariedad en la que dejan a la víctima, así como el abuso de las relaciones personales entre la víctima y el estafador.

Ocurre también que se consideran factores graves, si se manipulan las pruebas del delito y si el estafador ha sido condenado anteriormente como tal.


Las llamadas “mulas” en la estafa

En la acción delictiva de la estafa, están involucradas muchas personas; entre ellas las llamadas “mulas”, quienes funcionan como puente entre la víctima y el estafador.

A veces, estas personas no saben que están metidas en una acción delictiva y se prestan para recibir y transferir dinero con un porcentaje de ganancia a su favor, desconociendo que es un dinero producto de una estafa.

Entonces, hay que cuidarse de este tipo de trabajo en el cual podemos estar colaborando, sin saber que nos estamos prestando para lavado de dinero, blanqueo de capitales o producto de tráfico de droga.


¿Qué hacer cuando eres estafado por internet?

Aunque parezca tonto, debes tratar de contactar con la persona, institución o empresa con la que hiciste el negocio, o compraste algo. Para ello debes insistir en contactarla por un tiempo prudencial y no tan largo; porque las denuncias contra estafa prescriben a los seis meses.

Después de los intentos infructuosos, denúncialo a la policía, esta acción no te costará nada, no necesitas abogado para eso, ni pagar alguna tasa. Este organismo policial abrirá un expediente sobre el asunto.

Aunque no haya solución inmediata para tu caso, debes denunciarlo, puesto que es la única manera por la cual las autoridades recaudan la información sobre las estafas, y puedan dar con la captura de los estafadores.

Lleva a la policía todos los recaudos posibles; entre ellos, la publicidad recibida, el medio electrónico por el cual recibiste la oferta, el recibo de pago que hiciste, el producto que recibiste, el nombre del transporte o lugar a donde recibiste el producto, entre otros detalles que consideres importantes para que le hagan el seguimiento al modus operandi de los delincuentes.

La denuncia es importante, porque seguro que, como tú, hay otras personas estafadas y pueden recabar mucha información veraz, para determinar quiénes son los delincuentes.

La idea es evitar que sigan estafando a otros, recuperar tu dinero y apresar a quienes están cometiendo el delito.


Organismos encargados de tu seguridad ante una estafa

La sociedad ha creado una cantidad de organismo e instituciones que se pueden encargar de tu seguridad. Todo va a depender de la instancia en la que se encuentre tu denuncia.

En este sentido, comienza por acudir a la policía local, ésta pueda que cuente con Brigadas de Investigación Tecnológica o Grupos de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, que están a tu disposición para averiguar tu denuncia.

Otra instancia a la que puedes acudir es el Instituto Nacional de la Ciberseguridad (INCIBE), quienes tienen a tu disposición una dirección de correo electrónico para reportar tus denuncias; al mismo tiempo está capacitada para detectar correos de phishing, tiendas online estafadoras, sitios web que alojan malware, entre otros.

La Oficina Municipal de Información al Consumidor disponibles en toda España, pueden asesorarte en materia de tramitación de denuncias, procesos de conciliación, reclamos y otras diligencias propias de las demandas de los consumidores.

Por otra parte, existe la directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, abocados a esta labor en pro de la seguridad de los ciudadanos.

Esta directiva trabaja para proteger a los ciudadanos frente a los abusos cometidos y engaños cuando compran servicios en el entorno digital.


Casos de estafas muy conocidas

En la historia de las estafas, existen personajes inolvidables que pusieron en práctica actividades delictivas que le generaron mucho lucro, pero generaron mucho daño a las víctimas.

Entre ellos, vale recordar a Bernard Madoff, famoso financista en los mercados bursátiles que con su acción delictiva aumentó la tendencia depresiva de las firmas de valores.

Así como Madoff, está el caso de Murcia Guzmán, en Colombia; quien se apoderó de grandes sumas de dinero con el método de estafa piramidal.

Vale recordar a Víctor Lustig, quien vendió, a través de estafa, el metal de toda la Torre Eiffel a raíz de la imposibilidad de mantener este hermoso ícono francés.

Otro caso conocido lo protagonizó Frank Abagnale, éste comenzó a percibir cuantiosas sumas de dinero al escribir cheques falsos de su propia cuenta sobre girada.

Otro inolvidable estafador, por su manera de poner en ridículo a la gente adinerada, fue Christopher Rocancourt. Éste se hizo pasar como miembro de la familia Rockefeller y engañó a muchas celebridades, haciéndose de más de 40 millones de dólares a fuerza de engaños.

Más recientemente, el caso de la estafa utilizando la marca Mercadona, afectó a muchos españoles. Con la excusa de ofertas fabulosas y promociones exageradas, muchos españoles accedieron a dar sus datos personales y bancarios para pagar las ofertas, resultando estafados.

El modus operandi de las estafas utilizando Mercadona consistió en el envío de mensajes de textos a los ciudadanos, para informarles sobre cupones de descuentos y ofertas tentadoras.

Entonces, los usuarios, al introducir sus datos, fueron redimensionados a un servicio de mensajería Premium de tarifación adicional.


Estafas por internet

Recientemente, muchas entidades financieras han sido hackeadas de forma importante, comprometiendo su prestigio y funcionamiento.

Son los casos que, a continuación, te describimos:


1. El caso Sumimoto

En el 2004, del banco japonés Sumimoto Mitsui, fue hackeado, con la finalidad de sustraer las claves de los usuarios; aunque no pudieron llevar a cabo con éxito esta operación, 420 millones de dólares. Por fortuna, fueron arrestados los delincuentes.


2. Robo de tarjetas

En Nueva York, fueron detenidas una banda de personas que lograron comprar tarjetas de valor almacenado y modificar sus límites de consumo.

Con estas tarjetas modificadas, trataron de sustraer de los cajeros automáticos 2.7 millones de dólares en efectivo.


3. El caso Nordea Bank

A este banco le infectaron las computadoras de los usuarios, con software maliciosos que leían las pulsaciones de los teclados, permitiendo recrear las contraseñas. Con este método pudieron robar 943 mil dólares.


4. El caso de los bitcoines

Con la era de las monedas virtuales, los estafadores también se las ingenian para atacar. Es el caso del ataque a una cartera de depósito de bitcoin por parte de un hacker, quien obtuvo 4.100 bitcoin.

Lamentablemente, es casi imposible rastrear las migraciones de bitcoin, por tanto, la justicia deberá crear mecanismos informáticos para evitar y sancionar.


5. Heartland Payment Systems

Este es un sistema que realiza transacciones entre empresas estadounidenses, que no pudo proteger suficientemente bien sus operaciones de los ataques de hackers, a pesar de los reiterados llamados de atención por parte de las autoridades. Esto permitió el robo de 134 millones de tarjetas de crédito.


Programas contra las estafas por internet

Ante la ola de estafas, los programadores han diseñados sistemas computarizados que procuran evitar que se produzcan estafas, e inclusive tienen la capacidad de bloquear páginas web nocivas para los más jóvenes de la casa.

Estos programas son muy útiles, pero mucho más efectiva será la prevención de la estafa, si hablas con tus hijos y estás pendiente de ofertas engañosas o mensajes extraños por internet.

En ese sentido, te explicamos 3 programas computarizados que puedes descargar e investigar más, para sentirte seguro a la hora de hacer tus transacciones.


· Pagos en depósito de garantía, Escrow.

Si escuchas o lees el término Escrow, se trata de un contrato de depósito de garantía el cual reserva el dinero a través de un tercero.

En otras palabras, el dinero queda depositado como fondo de garantía para el cumplimiento de un servicio y será liberado cuando ambas partes estén conformes con el trabajo realizado.

Esto permitirá que el cliente reciba su trabajo en las condiciones y tiempo solicitado, y el proveedor de servicios tenga su paga por su trabajo. en ambos casos, está garantizado un pago, que se libera después de que los involucrados están conformes.

Entonces, el Scrow es un sistema de pago que ofrece seguridad y confianza a las personas que se relacionan por un trabajo, reduciendo la posibilidad de ser estafados.


· Kaspersky safe kids.

Con este programa podrás saber cuánto tiempo dedica tu hijo al internet, con quienes se conecta y las aplicaciones que usa.

Kaspersky, se asegura de bloquear el acceso a páginas de adultos. Por eso, muchos usuarios lo recomiendan, para evitar que los niños sean objetos de abuso o estafas por internet.

Además, entre los consejos de Kaspersky están el diálogo permanente con tu hijo o hija, además de colocar los dispositivos en lugares concurridos del hogar.

Es importante que no juzgues a tu hijo por alguna equivocación, por lo que debes compartir tus experiencias en internet y enseñarle la responsabilidad de sus actos.

Las aplicaciones de este programa son variadas y tienen capacidad para resguardar tus transacciones o accesos a la red, de tal forma que puede protegerte. Aún con toda esta información, investiga un poco más sobre las propiedades de este programa.


Cómo protegerte de las estafas por internet

En principio, debes estar alerta a la confiabilidad y autenticidad de la página web que visitas.

En este sentido, observa el diseño de la página web y la forma en cómo están redactados los contenidos, pues una empresa o institución seria, no se permite errores ortográficos ni de redacción, y menos de coherencia en sus textos.

Además, las páginas web auténticas cuentan con una sección de contacto o dirección; entonces, procura comunicarte con ellos y saber un poco más de sus funciones. También debes prestar atención a la dirección de dominio.

Si no te sientes conforme con esta indagación, busca la URL en distintos sitios a ver si coinciden con el que tú miras en pantalla. Adicional a esto, busca los comentarios sobre la página web de la que dudas, porque una página reconocida y confiable será siempre bien comentada.

Por otra parte, es imperativo que uses una conexión a internet muy segura. No te fíes de computadoras en sitios públicos.

Además, verifica que en la barra de dirección aparezca un candado. Éste te indica que estas conectado de forma segura. Si no lo presenta o el navegador te indica que no tiene certificado de seguridad, no navegues más en esa página.

Además, es necesario que todos sepan que, como comprador online, deben exigir la garantía del producto, la reparación o sustitución del producto comprado si viene en mal estado; en fin, conocer sus derechos plenamente para exigirlos al momento de hacer una compra online.

En los casos de estafa por internet, funciona mucho comunicar, a la mayoría de las personas que tengamos a nuestro alrededor, lo que se ha vivido, para que estén atentos también.

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Seo con Machete Corporation.