web analytics

DEFINICI√ďN DE FRAUDE

Antes de entrar en materia, es bueno conocer la b√°sica definici√≥n de fraude. ‚úÖ El fraude ‚úÖ es una acci√≥n cometida en contra de las personas u organizaciones de tipo p√ļblica o privada, con el objetivo de obtener lucro o satisfacer una necesidad, a fuerza de enga√Īo.

También se comete fraude cuando se aprovechan de algunas equivocaciones de la víctima, o situación crítica, para hacerse de alguna cosa material o inmaterial, en beneficio del que comete fraude o de otros.

En este sentido, el fraude es un acto intencional, premeditado; en el que se ponen en juego estrategias de la trampa, utilizando artilugios que resulten da√Īinos para la v√≠ctima u organizaci√≥n.

De manera que, quien comete fraude está completamente consciente del delito que ha de realizar, y de lo que pueda ocurrir legalmente si es descubierto. Aun así, se arriesga premeditadamente, evaluando las circunstancias que hacen posible cometer el delito.

Desde esta perspectiva, el fraude puede ser cometido por cualquier persona o instituci√≥n; e igualmente, pueden ser v√≠ctimas de fraude cualquier ciudadano o ente p√ļblico o privado.

Son muy variadas las formas de realizar un fraude, tantas que existe una larga clasificación de él, pero en todos ellos, los involucrados, llámense personas fraudulentas, deben atenerse a las consecuencias legales.

De allí que, en el mundo jurídico, se haya tenido que distinguir los tipos de conductas fraudulentas como: fraude genérico y fraude específico.


Fraude genérico y fraude específico

El fraude genérico corresponde a todo aquel delito en el que alguien, bien sea persona natural o jurídica, consigue obtener ganancias o beneficios embaucando o haciendo cometer errores a la potencial víctima.

Por otro lado, han sido tanto los casos de fraude cometidos que la experiencia judicial los ha clasificado como diferentes formas del delito de fraude.

Por consiguiente,

Si el delito querellado no coincide con la clasificación del fraude específico, 
es FRAUDE GEN√ČRICO

Entre los fraudes específicos se consideran:

  • Cuando se obtiene dinero, objetos, valores u otro bien material o inmaterial, ofreci√©ndose encargarse de alguna defensa penal, asunto administrativo o civil, y no se efect√ļe lo acordado sin motivo justificado.
  • Cuando se dispone de algo para arrendarlo, alquilarlo, empe√Īarlo, con pleno conocimiento de que no es propio y recibe dinero por ello.
  • Se comete fraude cuando se obtiene dinero, endosando a nombre propio o de terceros un documento nominativo, a la orden del portador, contra una persona o entidad supuesta, que el otorgante sabe que no pagar√°.
  • Al que usa un servicio y no lo paga. Tambi√©n, en este tipo de fraude puede ocurrir que alguien compre alg√ļn inmueble o mueble, y luego de recibirlo, no lo quiera pagar.
  • Cuando se vende una propiedad u objeto a dos personas y se recibe pago de ambas partes, con perjuicio de alguna de ellas.
  • Se comete fraude cuando alguien se vale de una mala situaci√≥n o ignorancia de la persona, para tener ventajas en contratos o convenios superiores a los estipulados en el mercado.
  • Cuando se sustituye la moneda de curso legal, por fichas, tarjetas, estampas u otras figuras para hacerse de un dinero indebido.
  • Cuando se rifa o se sortea algo y no se entrega, aun habiendo recibido el dinero total o parcialmente.
  • Cuando un empresario o constructor utiliza materiales de menor calidad, o mano de obra no calificada en una obra y a la convenida pagada.
  • Cuando un vendedor no entrega la totalidad de la mercanc√≠a o la entrega de menor calidad a la estipulada y pagada.
  • Cuando se vende o traspasa una propiedad sin la autorizaci√≥n del due√Īo.

Y otras situaciones de fraude en la cual deben darse algunos elementos que posibiliten cometer el delito. Aunque no se justifica el fraude, existe.

Entonces, hay que estar pendientes de las circunstancias que puedan conjugarse para incurrir en fraude.


Contexto del delito de fraude

Cuando se comete el delito de fraude hay que examinar el contexto en el que se desarrolla.

Los investigadores en criminología han podido detectar algunos factores específicos que se presentan alrededor del delito.

Son elementos comunes que se han determinado como criterios generales y bien vale la pena conocer para evitarlos en nuestras instituciones, o estar prevenidos en la vida cotidiana.


1. Motivaciones

Las motivaciones pueden entenderse como el pretexto, la razón o la causa, por la cual una persona o ente se atreve a cometer el delito de fraude.

Puede ocurrir que un ciudadano com√ļn est√© sometido a una gran presi√≥n econ√≥mica, en la que debe sostener gastos que superan sus ingresos y no quiere cambiar su estilo de vida. O que est√© pasando por una enfermedad compleja, que amerite intervenciones m√©dicas costosas.

Otras circunstancias puede ser la ambici√≥n de tener m√°s dinero, sin un esfuerzo sostenido por el trabajo honesto; en fin, son muchos los m√≥viles que pueden ocurrir como elemento n√ļmero uno, para cometer un fraude.

Es importante destacar que, el móvil más aplicado es la ambición de lucro; no obstante, pueden presentarse situaciones excepcionales, en las que existen necesidades reales que impulsan el delito.

Entonces, se puede decir que existen 2 grandes argumentos para cometer fraude. El de la ambición y el de las necesidades legítimas.


2. La justificación

Como elemento n√ļmero dos, est√° la racionalizaci√≥n o justificaci√≥n que le da el individuo o ente al delito cometido.

Si bien es cierto que existe un motivo o necesidad, esto no justifica el fraude; no obstante, la persona fraudulenta tomar√° el motivo como excusa inquebrantable para acreditar el delito.

Generalmente, ocurre que un empleado supone que su remuneración no está acorde con el trabajo que despliega en su puesto, y se ve tentado a despechar y cobrar productos que no relaciona.

Otros casos comunes tienen que ver con el descontento de miembros de una organización, o la suposición de merecer muchísimo más de lo que se obtiene con trabajo.

También acá, son muchos los testimonios que se dicen para explicar por qué se ha cometido fraude. Sin embargo, se han organizado en 2 grandes postulados.

El primero tiene que ver con el sistema de valores que practica la persona o ente fraudulento. Por lo general, se auto justifica y supone que el fraude cometido es justo porque merece mucho m√°s de lo que tiene.

En el segundo caso, se experimenta un sentimiento contrario al de grandeza; es decir, un sentimiento de merecer mucho más de lo que tiene. Acá. Lo que se experimenta es una sensación de injusticia, de maltrato, de inequidad, que amerita una retribución.


3. La oportunidad

Como tercer elemento, se tiene al momento oportuno, el d√≠a esperado, la oportunidad so√Īada, el chance o la ocasi√≥n ‚Äúid√≥nea‚ÄĚ para cometer el fraude.

Muchos de los incriminados e investigadores del delito llaman a este tercer elemento ‚Äúcr√≠menes de oportunidad‚ÄĚ.

No obstante, puede ocurrir que la oportunidad o chance, se busca. Es decir, la persona fraudulenta est√° a la caza del incauto, del desprevenido, de la ausencia del jefe; o de otras situaciones para cometer el delito.

Eso ocurre por varias razones. Entre ellas, el exceso de confianza que le otorgan muchas personas, en cargos gerenciales o de jefes, a los empleados de fábrica, de negocios o trabajadores domésticos.

Puede ocurrir también que la persona o ente fraudulento tenga acceso a lugares, información o activos muy valiosos y se aproveche de esa circunstancia para delinquir.

También pueden existir falta de controles, supervisiones o de seguridad en las empresas, puestos de trabajo en general que faciliten la ocasión para cometer fraude.

La presencia de estos 3 elementos, también se le conoce como: "El triángulo del fraude".

No obstante, derivan situaciones que merecen ser conocidas, puesto que inciden en las averiguaciones penales del delito de fraude.

Entre ellas, destacan:

  • La imputabilidad

Es la capacidad que tiene el individuo o ente para entender que el delito cometido lesiona a otros, y que debe adecuar su actuación a la comprensión de esta forma de actuar.

Este discernimiento da paso a los conceptos de responsabilidad penal y culpabilidad.

En sentido contrario, la persona cuando no tiene conciencia de sus actos, bien sea porque es un menor de edad y no es maduro sicológicamente, o porque sufre graves alteraciones psíquicas, no puede ser declarado culpable de delito de fraude.

La inimputabilidad también se aplica cuando quien comete un delito no comprende que lo que hace es un delito. También, a quien obra dirigido por una fuerza física irresistible o esté bajo amenaza.

Otro caso puede ser, cuando se obra en el cumplimiento de un deber, u obediencia absoluta. También se da el caso de inimputabilidad cuando se obra en legítima defensa.

  • La antijuricidad

Todo acto fraudulento es contrario al ordenamiento jurídico. Sin embargo, la persona o ente fraudulento no debe haber actuado bajo ninguna causa de justificación.


El ‚ÄúFraude‚ÄĚ ‚úÖ 14 Tipos de fraude y pr√°cticas de gesti√≥n que limitan el riesgo

El fraude puede ser cometido en cualquier actividad que se realice en la sociedad.

El diccionario de la Real Academia Espa√Īola lo define como: ‚Äúla acci√≥n contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete‚ÄĚ.

Desde esta perspectiva, el fraude podr√° ser m√°s o menos sorprendente, muy publicitado, con incidencia planetaria, inmoral, descarado y muchos otros calificativos de acuerdo a la actividad en la que aparezca.

Veamos algunos tipos de fraude:


1. Fraude en Medicina

Es considerado uno de los fraudes m√°s atroces que se cometen contra la humanidad, ya que la medicina es una actividad profundamente √©tica, que se fundamenta en el juramento que hacen todos los m√©dicos por dedicarse a la salud y al bien com√ļn.

Lamentablemente, en el mundo actual, los intereses parecen estar superando los valores morales de esta profesión, y se cae en la mercantilización de este servicio vital para todos los seres humanos.

El médico especialista, investigador, docente, está obligado a decir la verdad siempre, tanto en los registros, reportes, datos, proyectos y todo lo concerniente a su campo laboral.

Por ejemplo, un médico investigador puede incurrir en fraude a través de sus publicaciones médicas, ya que la presión por publicar es alta y no siempre se cuenta con el apoyo económico de entes gubernamentales o empresas privadas.

Esta situación conlleva a los estudiantes de medicina y médicos especialistas a bajar la calidad de sus investigaciones, tanto en profundidad de análisis como tiempo de investigación, para publicar antes que cualquier otro médico.

De esta manera, pueden acceder a otros financiamientos y reconocimientos antes que los demás, derivando entonces en fraude científico.

Para finalizar con casos ilustrativos de fraude, recordemos el fraude cient√≠fico m√°s antiguo. Se trata del hombre Piltdown, que fue presentando en el a√Īo 1912 como el eslab√≥n perdido entre el mono y el hombre.

No obstante, se descubrió en 1953, que se trataba de un cráneo humano unido a una mandíbula de orangután. El sospechoso de este fraude parece ser Charles Dawson, el arqueólogo que descubrió el hallazgo.

Aunque, no existe clasificación sobre los fraudes en medicina, se les agrupa como faltas graves, mala praxis médica u otros calificativos.


2. Fraude en investigaciones biomédicas

Entre los fraudes cient√≠ficos que han salido a la luz p√ļblica, se conocen el de Ranjit Kumar Chandra, un investigador que public√≥ un art√≠culo en el cual da a conocer una f√≥rmula multivitam√≠nica para revertir los problemas de memoria en las personas mayores.

Los evaluadores expertos determinaron que era un invento de Chandra, y cuando le pidieron los datos o pruebas de sus afirmaciones, no pudo consignarlas, alegando que la Universidad los había extraviado.

Por esta actuación, fue a juicio en 2015 y tuvo que pagar más de 1.5 millones de dólares a la Canadian Broadcasting Corporation, y se han retirado del mercado 4 de sus publicaciones.

Otro caso conocido fue el del norteamericano Eric Poehlman, un especialista en el campo de la obesidad y el envejecimiento, que cometió fraude cuando inventó el resultado de 10 trabajos de investigación que había publicado en revistas científicas.

Al mismo tiempo, reconoció que había falsificado 17 solicitudes de becas financiadas por los National Institutes oh Health. Por su delito de fraude, pago cárcel y fue obligado a enviar cartas de retracción y corrección a las revistas científicas donde una vez publicó información falsa.

Para finalizar los ejemplos de este tipo de fraude, aunque no culmina con ellos la larga lista de actuaciones fraudulentas, está el del reconocido médico surcoreano Hwang Woo Suk, quien manipuló datos en la investigación sobre células madres.

El caso es que Hwang y su equipo de científicos, clonó un embrión humano, con lo cual se avanzaría en el desarrollo de terapias para enfermedades crónicas como la diabetes o mal de Parkinson.

No obstante, la falacia fue descubierta por uno de sus colaboradores, cuando demostró que el experimento se realizó con células madres guardadas in vitro.

En consecuencia, el fraude demostró, en forma concluyente, que las células madres extraídas no procedían de seres humanos clonados y, Hwang tuvo que aceptar la responsabilidad y pagar cárcel por malversación de fondos estatales y violación de leyes de bioética.


3. Fraudes Corporativos

Acá se trata de exponer los fraudes cometidos por las grandes corporaciones, para hacerse del mercado a gran escala, en los cuales las sumas de dinero en dólares, euros o cualquier otro peculio, son ingentes.

En las √ļltimas d√©cadas, este tipo de actividad fraudulenta est√° siendo divulgada por los medios masivos de comunicaci√≥n, muy a pesar de que se pretende encubrir estas pr√°cticas il√≠citas.

Hay un buen n√ļmero de casos en los cuales las corporaciones, pese a su importancia y trayectoria, incurren en pr√°cticas fraudulentas, lo que gener√≥ la reacci√≥n de otras empresas a desarrollar programas sobre √©tica empresarial, responsabilidad social y otras como marca de calidad.

Entre los ejemplos de grandes corporaciones que incurrieron en fraude, est√°n los conocidos de WorldCom, Parmalat, Bank of Credit and Commerce International (BCCI) y otros.

En el a√Īo 2.002, la empresa de telecomunicaciones estadounidense WorldCom cometi√≥ fraude cuando dio a conocer las mejores marcas de rentabilidad en registros contables falsificados, con la evidencia de un desfalco de millones de d√≥lares y la consecuente p√©rdida del trabajo de muchas personas.

En el caso de Parmalat, empresa de l√°cteos muy conocida en Am√©rica Latina, ocurri√≥ que la corporaci√≥n acumulaba una deuda gigantesca, ocultada a trav√©s de infracciones contables y operaciones realizadas en para√≠sos fiscales, lo que llevo a despido masivo de trabajadores, la p√©rdida de acciones de peque√Īos inversionistas, entre otros perjuicios.

En definitiva, el fraude puede presentarse de cualquier forma, en este orden vale recordar el caso de Panamá Papers; en el cual millones de dólares se movilizaron en operaciones financieras en el exterior, para evadir impuestos.


4. Fraude en los productos alimenticios

El control de la producción de alimentos cobra vigencia y pertinencia cada día que pasa, ya que las empresas productoras de alimentos, en su afán por lucrarse, cometen fraudes al adicionar o sustraer insumos de los alimentos, así como cuando etiquetan de información falsa, entre otras prácticas deshonestas.

El fraude en alimentos se considera cuando se emite falsa información o se manipula la composición de un alimento para obtener beneficios económicos.

Aunque no existe una clasificación de los tipos de fraude en los alimentos, vale mencionar algunos de ellos.

  • Cuando se sustituyen ingredientes

Este fraude ocurre cuando un producto no es elaborado con la materia prima estipulada, sino que es sustituida por otra de menor calidad, para obtener mayores beneficios económicos.

  • Cuando se mezclan sustancias no permitidas

La producción de alimentos tiene atributos de calidad como los nutricionales, de apariencia, textura, sabor u olor, entre otros. De igual manera, están los relacionados con la presentación, el empaque y la inocuidad.

Este √ļltimo atributo es clave, para garantizar que el producto no contenga aditivos t√≥xicos que puedan da√Īar la salud de las personas o animales. Lamentablemente, tambi√©n se usan para cometer fraude.

Cada atributo puede ser alterado, modificado, sustraído de la producción original y de calidad de los alimentos, es por ello que por cada uno existe un fraude al producto alimentario, penado por la ley.


5. Fraude electoral

El fraude electoral se comete cuando se manipula, se distorsiona, se falsifica, se obstruye o se comete actos ilícitos que perjudican la celebración de elecciones.

En el mundo entero, existen maneras de celebrar elecciones con cierta frecuencia, para elegir a los representantes políticos y ejecutar un plan de gobierno. Pues resulta que puede ser objeto de fraude los resultados obtenidos en favor de un candidato y en detrimento de otros.

El fraude puede producirse en cualquiera de las fases del proceso de elecciones, para evitarlo, se amerita de mucho control y supervisión de toda la maquinaria electoral. Puesto que, el fraude, no sólo es contra los candidatos, sino contra la sana convivencia democrática de una sociedad.

Quien promueve el fraude electoral, atenta contra toda la comunidad que confía en el respeto hacia su voluntad y libre expresión, a través del voto.

En consecuencia, no es meramente un delito que se comete en el proceso electoral, sino contra el derecho a elegir libremente que tienen los ciudadanos de un país.

En tal sentido, el fraude puede producirse en la fase preparatoria, en la mesa receptora o controladora de identidad y de voto, o como un fraude generalizado.

  • En la fase preparatoria

Las conductas fraudulentas pueden accionarse al momento de organizar las circunscripciones electorales, alterar las reglas o norma de la competencia electoral, abusar de los fondos p√ļblicos para favorecer a alg√ļn candidato, evitar actualizar el padr√≥n electoral por razones de cambios en la composici√≥n poblacional.

Tambi√©n ocurre en esta fase que, se excluyan partidos pol√≠ticos o que se restringa su participaci√≥n en medios de comunicaci√≥n, realizar campa√Īas de descr√©dito, localizar los centros electorales en lugares alejados de los centros mayormente poblados, falsificar documentos de identidad de fallecidos y suplantarlos al momento del voto, etc.

Se han visto otros casos de fraude, cuando no se proporciona informaci√≥n b√°sica sobre el n√ļmero de candidatos, lugar en el tarjet√≥n electoral, publicaci√≥n de encuestas tendenciosas hacia un candidato espec√≠fico; en fin, en esta fase preparatoria son muchos los momentos en los que se puede incurrir en fraude.

De allí la importancia de que haya representación y participación activa de todos los simpatizantes de las distintas toldas políticas electorales, de esta manera, se vigilan mutuamente todos los procesos y se disminuye la posibilidad de cometer un fraude.

Además de esta fase, existe una segunda en la que también se puede hallar lugar para el fraude.

En este orden, en la mesa receptora del sufragio o controladora de la identificaci√≥n de los votantes, puede ocurrir que se insin√ļe el sentido del voto al elector, se restringe el paso a los votantes o se produce mucha dilaci√≥n al momento de votar.

  • En la fase de votaci√≥n en la mesa receptora

En la mesa receptora del sufragio se puede manipular el n√ļmero de votos obtenidos por los candidatos, levantar actas falsas con n√ļmeros de votos falsos a favor o en contra de alg√ļn candidato.

También, puede haber complicidades entre miembros de partidos dominantes frente a los partidarios mínimamente representados en la mesa.

Finalmente, el fraude masivo se produce desde los preparativos hasta la proclamación del supuesto candidato ganador.


6. Fraude procesal

Se puede definir como toda maniobra que puede involucrar a las partes, a terceros, a los jueces, a los auxiliares u otros para obtener, o dictar, una sentencia u otro acto procesal con fines ilícitos.

El fraude procesal trata sobre los artificios realizados en el curso del proceso, o por medio de este, destinados, por medio de la sorpresa o el enga√Īo en la buena fe de los sujetos procesales, a impedir la eficaz administraci√≥n de justicia.

En el fraude procesal se requiere que el sujeto activo provoque, o procure a trav√©s del enga√Īo, la equivocaci√≥n del funcionario o administrador de justicia.

La persona que induce al error del funcionario, tiene el deber jurídico de decir la verdad.

El sujeto fraudulento falsea los hechos al administrador de justicia para obtener beneficios. En consecuencia, al falsear los hechos, procura obtener alg√ļn beneficio, que no hubiera sido posible si dice la verdad al funcionario administrador de justicia.


7. Fraude de civil

Se le conoce a este tipo de fraude por la imposibilidad que tiene el acreedor de cobrar una deuda.

También se le conoce como fraude de acreedores. Este delito lo comete el deudor de manera intencionada.

Existen 2 presunciones de fraude de acreedores:

  • Primero, cuando el deudor realiza abrogo a t√≠tulo gratuito.
  • Segundo, cuando el deudor realiza enajenaci√≥n a t√≠tulo oneroso. Cuando esto se produce, al acreedor le asiste la acci√≥n pauliana.

La acci√≥n pauliana se dirige en contra del deudor que pretende enajenar los bienes del acreedor y contra los que lo acompa√Īan.

Esta acción debe ocurrir después que los acreedores no encuentran forma de que el deudor pague sus cuentas, ni haya encontrado bienes que respalden la deuda.

En consecuencia, el deudor debe estar insolvente, no poseer bienes o estar embargados por deudas anteriores. Lo que deriva en un perjuicio objetivo para el acreedor porque no puede cobrar su crédito.

La acción pauliana, se realiza posterior al crédito de los acreedores

8. Fraude fiscal

El fraude fiscal se entiende tambi√©n por defraudaci√≥n, y se incurre en este delito cuando se vulnera la normativa fiscal que supone una trasgresi√≥n administrativa y reducci√≥n de los ingresos a la Hacienda P√ļblica.

La Hacienda P√ļblica se encarga de los tr√°mites administrativos sobre tributos e impuestos de una localidad o pa√≠s, para ello se mantiene fiscalizando las actividades comerciales de personas naturales o jur√≠dicas para que cumplan con el pago de impuestos; no obstante, su evasi√≥n constituye un fraude fiscal.

Este fraude es penalizado de acuerdo con la cantidad de dinero evadido. Entonces, si se trata de una evasión de más de 12.000 euros, puede sufrir de privación de libertad, mientras que, si la evasión es inferior a esta cifra, pagará multas.

Cuando se produce el fraude fiscal, se encubre con una aparente legalidad la maniobra de enga√Īo y evasi√≥n fiscal. Para que esto ocurra, se debe tener plena consciencia del delito a cometer.


9. Fraude eléctrico

Se entiende por fraude eléctrico a aquellas maniobras cometidas en contra del sistema eléctrico y que tengan la intención de evadir el pago o disminuir la facturación del consumo eléctrico. Este acto puede acarrear multas o suspensión del servicio eléctrico.

Ocurre que, en medio de la crisis económica que atraviesan muchos países, el servicio eléctrico también registra alzas en su precio que, en ocasiones, son difíciles de pagar por el consumidor.

Entonces, sucede que el usuario tiende a intervenir de manera fraudulenta en la red del distribuidor o en alteración de los equipos de medida y control eléctrico domiciliario.

En el primer caso. Suele engancharse directamente a la red del distribuidor o desviar sistemas eléctricos. En el segundo caso, interviene los equipos de registro y control eléctrico para manipular la lectura de consumo.

No obstante, este fraude se detecta cuando se compara la medida de potencia contratada con la consumida. En consecuencia, la empresa está en el derecho de tomar sus acciones de refacturación, multa o suspensión del servicio.

Este tipo de fraude al fluido eléctrico también suele ocurrir con el consumo de agua, gas, telecomunicaciones y otros.

Importa destacar que, el fraude puede ser cometido contra la empresa o contra las personas legales que pagan responsablemente el servicio y que se perjudica con enganches indebidos.

Un dato interesante sobre este tipo de fraude, lo registr√≥ la empresa espa√Īola Endesa, quien detect√≥ m√°s de 65.000 casos de fraude el√©ctrico el a√Īo pasado. No menos importante es el riesgo que corren las personas que se prestan para manipular equipos y l√≠neas el√©ctricas.

Son muchos los casos reportados sobre incendios domiciliarios, tienen como causa principal la manipulación de acometidas eléctricas.

Por otro lado, se ha detectado que el cultivo de cannabis amerita un consumo eléctrico de 20 viviendas juntas, lo que hace sospechoso los valores contratados y consumidos de electricidad.


10. Fraude bancario

El fraude bancario puede clasificarse en 2 grandes grupos. Los fraudes tradicionales y aquellos que utilizan las nuevas tecnologías.

Con respecto a los primeros, se conoce el fraude del crédito exprés, aquel cometido por falsas empresas gestoras de créditos que agilizan, supuestamente, grandes créditos, a una tasa de interés muy por debajo del mercado.

Adem√°s, estas supuestas gestor√≠as garantizan los cr√©ditos de forma casi inmediata y sin revisar el historial crediticio de quien solicita el pr√©stamo, solo que, y all√≠ est√° el fraude, solicitan una cantidad de dinero anticipado para ‚Äúcumplir‚ÄĚ con supuestas comisiones gestoras.

También se conoce en este tipo de fraude, el llamado ahorro informal, o la tanda, en el que se le entrega dinero, para ser ahorrado, a una persona de confianza quien la administra, por lo general, dándose a la fuga con el dinero de los incautos.

Por otra parte, aparecen las alteraciones de cheques. Esto ocurre cuando el titular legal del cheque lo vende para salir de la fila del banco lo m√°s pronto posible, lo que no sabe es que el cheque ser√° alterado tanto en la cifra, nombre al portador, endoso u otro.

Finalmente, está el fraude del lavado de dinero, que consiste en incorporar al sistema bancario un dinero proveniente de actividades ilícitas. De allí que los bancos establecieran límites a los depósitos bancarios; frente a lo contrario, las alarmas de la entidad bancaria detectan actividades sospechosas.

Por lo general, este fraude es posible con la potencial complicidad de la entidad bancaria, violando toda la normativa y requerimientos de ley.

Otras modalidades de fraude son las cometidas por internet, esto es posible gracias al uso masivo de las redes sociales, la digitalización de datos y las transacciones realizadas en tiempo real.

Entonces, se aplican los fraudes conocidos como smishing, phishing, pharming, key logger; además, están los que utilizan el correo electrónico, o el correo basura o spam.

  • Del smishing

Este fraude se produce cuando los delincuentes envían mensajes de texto a los teléfonos móviles, con la intención de que, quien lo recibe, visite una página web fraudulenta y deje información bancaria importante, que luego será utilizada en su contra.

  • Del phishing

Con este fraude se suplanta la identidad de una institución financiera que enviará un mensaje a la persona, indicándole que ha habido un error en su cuenta bancaria, para que el usuario ingrese sus datos.

Al ocurrir esto, ya tendrán toda la información bancaria y el fraude podrá ser cometido.

Este modus operandi también lo aplican vía telefónica. Se conoce también como vishing.

Ac√°, el delincuente convence a la persona de que es funcionario del banco y le solicita datos personales y claves para, supuestamente, corregir el error. Al obtenerlos, ya el fraude se puede cometer.

  • Del pharming

Este fraude consiste en dirigir al usuario hacia una página web falsa, a través de un link emergente, para obtener información de los usuarios.

Estas p√°ginas suelen mostrar anuncios de error en el sistema, para inducir al usuario a darle clic y supuestamente solucionar el problema.

Cómo protegerse del fraude bancario en redes de internet

Las entidades bancarias han publicitado ampliamente algunas acciones que los usuarios deben poner en pr√°ctica, siempre para proteger sus cuentas y datos personales.

Entre ellas:

  1. No abrir mensajes o correos electrónicos desconocidos, en los cuales se solicitan datos personales y bancarios.
  2. Evitar acceder a la p√°gina de tu banco en computadoras de uso p√ļblico.
  3. Actualiza el sistema operativo de tu computadora, con cierta regularidad.
  4. No instales programas sin conocer su procedencia legítima.
  5. Mantente alerta cuando uses tus cajeros autom√°ticos.
  6. Nunca pierdas de vista tus tarjetas bancarias mientras realizas una transacción.
  7. Valida que estás navegando en la página real del banco, esto se puede hacer verificando que la dirección electrónica comience con las siglas https.

11. Fraude paternal

Desde los inicios de la sociedad, la maternidad es una evidencia, mientras que la paternidad, una presunción.

La paternidad, desde el plano jurídico, no significa filiación y, por supuesto, no equivale a paternidad biológica. En la generalidad de los casos, la paternidad biológica se corresponde con la paternidad jurídica.

No obstante, frecuentemente ocurre que el padre jurídico, el que le dio apellido al hijo, no es el padre biológico.

Esto no importa a los efectos de las obligaciones y deberes legales que tiene con el hijo. En otras palabras, los padres jurídicos están obligados, por ley, a mantenerlos y asumirlos como tales.

En consecuencia, el fraude paternal o fraude de paternidad, ocurre cuando una mujer afirma la paternidad de un hombre cuando en realidad no lo es. En consecuencia, se le atribuye a un hombre, una paternidad no accidental y deliberada.

En algunos pa√≠ses, esto no se considera fraude, por ejemplo, en Gran Breta√Īa, donde un hombre de cada cincuenta, cr√≠a a un hijo creyendo que es su hijo biol√≥gico.

Por otra parte, en Puerto Rico, no existe jurisprudencia sobre el asunto del fraude paternal, pero s√≠ existe el derecho de Familia y el Derecho de Da√Īos y Perjuicios.

A la luz de estas 2 normas de ley y las leyes espec√≠ficas que existen en estados Unidos y Espa√Īa, se logra un derecho comparado, para proceder en este fraude.

Aunque haya legislación sobre el asunto, el fraude paternal involucra sentimientos de afecto que se ven heridos, por la falta de sinceridad de las parejas, y que lastima la autoestima de los menores de edad.

Por esto, es preferible, aunque parezca fuera de lugar, considerar como nuestros los hijos que no lo son, puesto que se trata de la vida de los más jóvenes de la sociedad y, los adultos, estamos en el deber de hacerlos crecer con dignidad.

En consecuencia, es imperativo ser honesto con los sentimientos de todos los miembros de la familia, para evitar rencores, odios y situaciones retorcidas en el seno familiar.


12. Fraude de ley

El fraude de ley es aquel que consiste en hacer maniobras legales destinadas para burlar la ley misma. En otras palabras, es una ley contra otra.

Este acto se ampara en una norma, o ley, llamada de cobertura, para alcanzar ciertos beneficios que no lo estipula, y que, adem√°s, dicho acto es contrario a la ley que debiera utilizarse para alcanzar los beneficios deseados. En otras palabras, se vulnera la ley misma amparada en otra norma.

Como se puede entender, la ley no solo se viola con actos contrarios a ella misma, sino que, se provoca un criterio legal, que permite hacer algo que no resulta contrario al precepto literalmente considerado, pero que contradice su finalidad.

El fraude de ley es un acto fraudulento, puesto que consigue por vía indirecta, un objetivo condenado por otra ley. No obstante, su castigo es el fraude mismo, ya que esta maniobra no impide la aplicación de la norma defraudada.

Entre las características de este fraude están que, ha de tratarse de un acto jurídico y no de una simple intención. Además, en fachada, dicho acto ha de tener apoyo en una norma jurídica, puesto que, de lo contrario, sería un acto en contra de la ley.

 


13. Fraude a subvenciones

Este fraude se aplica contra los recursos del Estado, cuando los fondos destinados a importaciones o exportaciones son desviados a otros fines.

También puede ocurrir que se soliciten fondos por montos superiores a los establecidos, falseando las condiciones requeridas u ocultando las que le hubieran impedido.

En ambos casos,

Siempre el fraude se cometer√° en contra de la administraci√≥n p√ļblica.

Para que el fraude ocurra, debe contar con la complicidad de funcionarios p√ļblicos que no velan por el cabal cumplimiento de la norma; adem√°s, es laxo el seguimiento y control de la direcci√≥n y ejecuci√≥n de los proyectos para los cuales se solicit√≥ fondos p√ļblicos.

Estas pr√°cticas degradan las instituciones, socavan la legitimidad de las mismas y la confianza de las personas sobre el destino correcto de sus impuestos. Adem√°s, fomentan el clientelismo y la injusta participaci√≥n en la obtenci√≥n de fondos p√ļblicos.


14. Fraude tributario

Este fraude consiste en la concreción de un negocio que se pretende ocultar bajo la apariencia de un hecho imponible diferente al que le correspondería por su naturaleza. De esta manera se procura un gravamen menor.

Ac√° participan 2 leyes, una de cobertura, que posibilita el encubrimiento y, la otra, la ley correspondiente a la naturaleza verdadera del negocio y por la cual debe proceder el gravamen.

Cuando se produce el fraude tributario, se debilita y empobrece al Estado y su administraci√≥n, ya que decae la calidad y mantenimiento de los servicios p√ļblicos que ofrece.

Además, crea desconfianza en la ciudadanía, al ver que existe una competencia desleal entre operadores comerciales que pagan y otros que evaden impuestos.

Este tipo de fraude lo pueden cometer algunas organizaciones que suelen llamarse caritativas. En tal sentido, es bueno saber si legítimamente están constituidas y si sus fondos se direccionan hacia lo que realmente dicen hacer.

Otra conducta fraudulenta suele ocurrir cuando las personas esconden dinero en bancos extranjeros.

Esta acción se puede detectar ya que las transacciones quedan registradas en internet y pueden ser rastreadas. Por lo que se sugiere presentar de forma responsable y voluntaria sus tributos.


Fraudes financieros en pantalla

La realidad sobre los fraudes financieros ha sido tan impactante, que se han llevado a la pantalla cinematogr√°fica.

Para ilustrar esto, vale comentar la idea principal de la pel√≠cula Wizard of lies, traducida como El mago de las Mentiras, puesta en pantalla en el a√Īo 2017.

El protagonista de esta historia real es Bernie Madoff, un individuo desconocido hasta el a√Īo 2008, cuando se conoce uno de los mayores fraudes de la historia financiera de los Estados Unidos.

Madoff, empezó como corredor de Bolsas y llegó a ser una persona muy respetada en Wall Street. Su método de fraude se basó en emplear el dinero de nuevos inversionistas para lucrarse.

El problema es que se necesita cada día más inversores para sostener el Esquema Ponzi, hasta que se rompe el esquema por saturación de personas. Madoff, fue arrestado y su delito acarreó consecuencias lamentables en todo el mundo.

Otro caso de fraude fue puesto en escena con el t√≠tulo ‚ÄúThe Big Short‚ÄĚ, traducido como ‚ÄúLa Gran Apuesta‚ÄĚ; estrenada en el a√Īo 2015. En ella se expone c√≥mo un grupo de personas conocedoras del mundo financiero se percataron de ciertas anomal√≠as de la Bolsa de Valores hasta su desplome.

No obstante, muchos de ellos, dirigentes de grandes bancos en Wall Stret, tenían conocimiento de eso, saliendo ilesos del delito y avalados por las calificadoras de riesgos.

En consecuencia, como hecho trágico, tras la crisis financiera entre 2007 y 2010, más de un millón de norteamericanos perdieron sus viviendas.

Para finalizar las ilustraciones, est√° la pel√≠cula ‚ÄúThe Wolf of Wall Street‚ÄĚ; El Lobo de Wall Street. Ac√°, el protagonista, en la vida real, se ocup√≥ de vender bonos basura a muchos inversores para aumentar su valor.

Este sujeto se convirtió en una máquina de hacer dinero de día y gastarlo de noche en vicios de cualquier índole.


La universidad en la mira del fraude

Se trata del mayor fraude educativo a nivel universitario, registrado en algunas universidades de los Estados Unidos.

Lo cierto es que la meritocracia se alejó de las universidades y de los centros universitarios. En su lugar, quedan los sobornos a fin de obtener admisión en estas universidades.

Entre las prácticas delictivas destacan, suplantación de identidad al momento de presentar exámenes, por supuesto que para que ocurra esto, se debe contar con la complicidad de otros evaluadores.

También se pone en práctica el reacomodo de fotografías, en las cuales se le coloca el rostro del aspirante a un cuerpo muy atlético para ingresar a equipos de deporte universitarios. Además, se pueden falsificar los resultados de los exámenes.

Entre las Universidades que practican este tipo de fraude que est√°n denunciadas esta: la Universidad del Sur de California, Yale o Stanford, Universidad de Texas y otras de prestigio como Harvard, la cual discrimina seg√ļn la nacionalidad, el acceso a la universidad.


Fraude en el deporte

Que exista el fraude en el deporte, es una tragedia que afecta la imagen de una actividad que se basa en la pr√°ctica sana de un deporte.

Es más, el deporte es el símbolo del esfuerzo extraordinario de los jugadores por ganar en forma honesta una medalla.

No obstante, se ha mercantilizado la pr√°ctica deportiva, al punto de cometer fraudes vergonzosos ante la humanidad. Entre ellos, se puede recordar:

  1. En el mundial de Espa√Īa, en 1982, Argelia tuvo que irse del partido de futbol. Para que esto ocurriera, germanos y austr√≠acos se pusieron de acuerdo para conseguir el marcador que los clasificar√≠a en los octavos de final.
  2. Lance Armstrong logró ganar el Tour de Francia 7 veces consecutivas. Luego, el deportista estadounidense admitió dopaje, lo que le costó su medalla y retirada definitiva.
  3. La selecci√≥n paral√≠mpica espa√Īola gan√≥ medalla de oro en los juegos de baloncesto, en S√≠dney. Result√≥ descubierto el fraude, cuando un fot√≥grafo logr√≥ descubrir que la mayor√≠a de sus integrantes no ten√≠a ninguna discapacidad.
  4. Ben Johnson, ganador de los juegos ol√≠mpicos de Se√ļl, en 1988 marc√≥ r√©cord de velocidad; no obstante, se le descubri√≥ dopaje y fue descalificado.
  5. El boxeador Luis Resto le ocasionó problemas de visión a su contrincante, luego de haberle ganado una pelea de boxeo con guantes llenos de yeso. El jugador y entrenador fueron a la cárcel por fraude.

Prácticas de gestión que limitan el riesgo de fraude

Las personas con conductas fraudulentas abundan en todas las esferas del hacer social, no obstante, todas las personas estamos en el deber de informarnos cómo evitarlas y cuáles pueden ser las buenas prácticas para limitar el riesgo de fraude. Esto es aplicable en el hogar y en el trabajo.

También, necesitamos reconocer las características que se pueden dar en una situación potencialmente fraudulenta.

Entre ellas vale destacar que:

  • Las personas estafadoras siempre se hacen pasar por personas que te inspiran confianza, o una compa√Ī√≠a e instituci√≥n con la cual usted tiene relaciones comerciales.
  • Rastree a la persona o instituci√≥n por internet, para ver sus perfiles y la veracidad de la informaci√≥n que le ofrecen.
  • No conf√≠e en llamadas telef√≥nicas, ni correos. Cuelgue su tel√©fono y no cliquee su computador en link desconocidos.
  • Evite pagar por adelantado cualquier ofrecimiento.
  • Hable con alguien sobre lo que le parezca extra√Īo de un negocio. Las opiniones de los dem√°s son importantes y pueden darte alertas.
  • Sospecha cuando no te entreguen comprobantes de pago con cualquier excusa.
  • Mant√©n la atenci√≥n con la presencia de juegos de azar y apuestas.

Adem√°s de estar capciosos ante situaciones extra√Īas, tambi√©n puedes hacer buenas pr√°cticas de gesti√≥n para evitar fraudes.

Entre ellas, recuerda:

  • Realizar una labor muy s√≥lida de auditor√≠a interna.
  • Registrar debidamente todos los activos y pasivos de la empresa.
  • Crea un entorno de respeto y consideraci√≥n para promover comportamientos √©ticos.
  • Evita que parientes cercanos trabajen juntos en labores √°lgidas de la compa√Ī√≠a.
  • No aceptes documentos con enmiendas.
  • Verifica con mucha atenci√≥n algunos pagos cuantiosos y poco usuales.
  • Eval√ļa frecuentemente a tu personal.
  • Cerci√≥rate de que todos los gastos est√©n autorizados.
  • Supervisa las actividades que se realicen en lugares remotos.
  • Establece normas de conducta.
  • Archiva cuidadosamente todo documento importante.

La guerra es un fraude

Vale la pena interpretar a la guerra como el gran enga√Īo para obtener beneficios.

Pero lo peor de todo es que la humanidad se afecta tanto en valores morales de convivencia. La guerra, como acto económico en el que se expolian recursos y se devastan a seres humanos, no debe existir más.

De all√≠ que Pedro Ba√Īos, espa√Īol y experto en materia de guerra, nos dice que a los militares se les convence, a trav√©s de teor√≠as patri√≥ticas, de que van a liberar a pa√≠ses, poblaciones o a proteger recursos naturales, cuando en realidad, tras las intervenciones militares, lo que existe son grandes intereses econ√≥micos.

En consecuencia, participan grandes grupos económicos, pertenecientes a países poderosos, para repartirse el botín que queda tras la guerra. Es importante destacar que, antes de realizar la guerra, ya planifican quienes se encargarán de la reconstrucción del país.

Además, quiénes se encargarán de los servicios de agua, electricidad, telecomunicaciones, vialidad, vivienda, alimentos, medicinas; en fin, en cada actividad hay un negocio rentable, sin importar en las condiciones que quede la infraestructura tras las invasiones militares.

Un dato importante es la cantidad de seres que pierden la vida en la gran mentira que dice liberarlos de ‚Äúalgo‚ÄĚ y resulta que los encarcela en una experiencia psicol√≥gica fatal de la cual no podr√°n salir jam√°s.

En este orden, vale recordar que, en las Naciones Unidas, al menos 8.000 ni√Īos resultaron muertos en conflictos b√©licos, existen ni√Īos soldados, ataques contra escuelas y hospitales, sin contar el abuso sexual al cual son sometidos los m√°s indefensos.

Irak y Libia son algunos de los ejemplos más recientes de fraude con el cual se permitió la invasión militar, y la invasión de contratistas para reconstruir, lo que en la complicidad del negocio destruyeron.

En otras palabras, los mismos países que invadieron y destruyeron, quieren reconstruir a través de negocios multimillonarios.

La guerra es un fraude muy grande, donde muchos son cómplices por guardar silencio ante el drama humano; otros son cómplices porque la guerra es el negocio rentable de las armas. Por otro lado, muchos son silenciados cuando alzan su voz contra la guerra.

Por eso y mucho más, la guerra es un fraude, porque detrás de la mentira hay todo un negocio que aspira controlar los recursos humanos y naturales de un país y del mundo.


A modo de reflexión final sobre el fraude

El fraude es una pr√°ctica inmoral, 
que corroe al ser humano en todas sus dimensiones.

Aunque está penado y tipificado en la ley, no evita las secuelas de impotencia y burla que sienten los que han sido víctimas de fraude.

Por otro lado, se ha de suponer que el gozo de quienes cometen ‚Äúexitosamente‚ÄĚ un fraude, no satisface su ambici√≥n y necesidad de seguir robando a fuerza de enga√Īo. Lamentablemente, quienes cometen fraude, no comprenden la satisfacci√≥n de lo ganado con trabajo honesto.

Solo le queda a la sociedad seguir legislando contra el fraude en todas sus manifestaciones y modalidades. Adem√°s de ser exigentes por que se cumpla la ley.

También, existe la necesidad de fortalecer el sistema educativo desde el hogar para que estas prácticas sea despreciadas por las jóvenes generaciones y queden en un pasado oprobioso.

Deja un comentario

error: Este contenido est√° protegido. Propiedad intelectual de Seo con Machete Corporation.